Cómo elegir un transportin para perros

La jaula

Elegir un transportin para perros creo que es un tema clave, que no debe tomarse a la ligera pues sólo queremos comprarlo una vez.

Tiene que ser una jaula apta para ir en avión: eso quiere decir que cumpla la normativa de IATA.

La Asociación Internacional de Transporte
Aéreo (IATA) no homologa ninguna marca de jaulas, sólo dictamina unas directrices que deben cumplir, en cualquier tienda de mascotas os asesorarán al respecto.

  • Si es grande, mejor con ruedas y que estas tengan freno. Si no trae ruedas podéis comprarlas en un centro de bricolaje que suelen ser muchísimo más baratas que las originales.
  • Tiene que tener al menos un bebedero.
  • Ser de plástico rígido, la IATA permite otros materiales como madera, pero algunas compañías insisten en que sea de plástico.
  • Suelo impermeable.
  • Que el animal se pueda mover cómodamente, girarse y permanecer sentado en postura natural. Nos han dicho que algunas compañías exigen que el perro pueda sentarse dentro de la jaula cómodamente, es decir sin tocar arriba, pero a nosotros nunca nos lo han comprobado.
  • Ventilación, el área total de ventilación no debe ser menor del 16%.
  • Puerta metálica, con cierres de seguridad que el animal no pueda romper.

He solicitado directamente a la IATA la información de la que disponen y me han enviado un pdf en inglés del que he sacado los datos que puse arriba. de todos modos adjunto el archivo IATA.

Excepciones:

  • Lufthansa tiene unas condiciones específicas para los contenedores que lleven perros de razas potencialmente peligrosas.

https://animaltrip.org/416-2/

  • Air France, tiene condiciones especiales para los cierres, no quiere que sean de pinza, sino de tornillo. Hay que imprimir un documento con sus condiciones y llevarlo firmado el día del vuelo.

Volar con mascota en Air France

Sinceramente la jaula es un trasto gigante sea el tamaño que sea, por lo tanto, que más nos da 10 cm más o menos. En el momento de viajar que el animal pase 10 horas dentro seguro que agradece el espacio de poder estirarse a gusto. Nosotros recomendamos una jaula de tamaño grande donde pueda estar sentado sin tocar arriba, esto algunas veces es comprobado durante el check-in.

La jaula en casa:

El momento del viaje es algo extraordinario, y que el animal reconozca la jaula como una zona de confort le será de gran ayuda para no sentirse abandonado. Para ello lo mejor es que la jaula no sea algo excepcional que forme parte de la casa, por lo menos la semana previa al viaje.

Consejos para una jaula feliz:

  • Nunca, nunca castigar al animal a estar en la jaula ni reprimirle por nada relacionado con ella. No debe ser asociada a algo negativo.
  • Jugar a estar dentro de la jaula, por ejemplo le mandas entrar y le das un premio. Le tiras sus juguetes a dentro y que los traiga.
  • Dejar la jaula sin puerta o con la puerta abierta para que entre y salga cuando quiera.
  • Si por ejemplo le estás echando la bronca y se refugia en la jaula, debes parar. No sacarle a la fuerza ni mucho menos pegarle estando dentro (ni nunca, los refuerzos positivos son siempre más fuertes que los negativos). Él la asociará a su lugar íntimo en el que sólo está él, será su zona de mayor seguridad y esto le ayudará a estar tranquilo por muy largo que sea el viaje.

 

 

Kan en su alcoba

Nosotros la tenemos en el salón entre los sofás. Cuando nos vamos a ver la TV él se va a su cajita a estar tranquilo.

Estas técnicas te pueden ser muy útiles si te vas a un hotel o a un lugar nuevo en el que tengas que dejarle sólo, si llevas la jaula puedes dejarle dentro, sin miedo a que le entre la ansiedad y destroce la casa ajena.

Espero que estos consejos ayuden a tu mascota a sentirse en su jaula como en un palacio, en serio, que se sienta así te hará que tú te sientas muy aliviado durante los viajes.

Buena suerte!

Deja un comentario