El momento de embarcar con perro grande

Una de las dudas más comunes respecto a viajar con perro en avión, es saber como proceder en el momento de embarcar con perro grande. Por eso hoy vamos a explicar la rutina de embarque con perro grande en los aeropuertos en los aeropuertos que hemos probado, que cada vez son más!!

Llegamos a aeropuerto: Check-in

Lo primero es dirigirse a la ventanilla correspondiente en la que hacer el check-in. Una vez ahí la azafata verifica que el perro tiene reservado su viaje. Si todo está correcto saldrá de su acomodada silla en el mostrador y verificará que la jaula está en condiciones aptas para el viaje.

Seguidamente te llenan la jaula de pegatinas, a veces te mandan que entre para ver de cuanto espacio dispone y muchas veces te sacan una foto con el perro dentro y fuera. Esto lo hacen para asegurar que el tamaño de ja jaula es adecuado para el animal.

En una de las pegatinas debes poner tus datos de contacto, el nombre del animal, si se ha medicado, cuando ha sido su última alimentación y si deseas que sea alimentado en la escala. Yo siempre pego sobre la jaula barritas envueltas individualmente y le pongo una pegatina de “give me one please” muchas veces se las dan y otras no. En la pegatina le pongo que le den agua a la hora en la que estará de escala.

Pagar

Como normalmente no se puede pagar el vuelo del perro con anterioridad, te expiden una factura que debes abonar en el momento.

Último paseo

El momento de embarcar con perro grande es muy temido. Porque nos vamos a separar de él durante todo el viaje y no podremos saber si se siente angustiado o si va dormidito (deseando lo segundo). Por eso le damos toda nuestra compasión durante el paseo en los alrededores del aeropuerto.

Tras hacer el pasito-in la azafata te dirá que esperes que ya viene un operario a llevarse el perro. En ese momento yo miro el reloj y comento si le parece bien que quedemos en 10 minutos. Así salgo a la calle con Kan y damos un paseito para echar los últimos pises.

Entrega del perro

Para este momento ya nos hemos encontrado con dos modalidades.

  • Dejar el perro en la zona de equipajes especiales

Te diriges con el animal a la zona de oversized luggage y ahí pasan la caja por un escáner, debes meter en la jaula todo lo que le quieras dejar al perro: el agua, las barritas de comida, algún juguete tipo kong para que se entretenga…

Luego te dicen que metas al perro dentro y se lo llevan. Es en este momento cuando le digo al operario si le importaría echarle el agua cuando lo deje en la bodega o si prefiere que se la ponga yo en ese momento. Procuro llevar el agua en una botella con tapón con tipo biberón para que se la puedan echar desde fuera. También le tiro barritas de comida para que las coma durante el vuelo.

Kan nunca ha estado en la jaula periodos superiores a 8 horas. A pesar de que le dejo comida y agua, estoy segura de que nunca come ni bebe nada.

  •  Viene un operario que te pide que le acompañes con el perro

En este caso te llevan a la zona de control por la que entran las azafatas y los pilotos. Este es el momento de embarcar con perro grande en el que te hacen más partícipe.

Aquí la rutina es la siguiente:

  1. Pasar la jaula y todo lo que quieras llevar por el escáner.
  2. Pasar tú sin perro por el escáner.
  3. Vuelves a cruzar el escáner y pasas con el perro.
  4. Metes el perro en la jaula, le pones el agua y te despides.
  5. Recoges tus cosas y te vas a embarcar con el resto del pasaje.

Observa como embarca

Una vez te encuentras en la puerta de embarque puedes ver como los operarios del aeropuerto cargan en el avión las maletas y los AVI. Si permaneces atenta en la ventana podrás ver como tratan la jaula en la que viaja tu mejor amigo.

Manipulación del animal en las escalas

Cuando el vuelo hace escalas llevan a los perros a una sala en buenas condiciones de temperatura. Una vez allí los encargados les alimentan según las instrucciones que has dejado en la pegatina durante el check-in. Algunas veces se observa que han manipulado la jaula e incluso que han sacado el perro.

Hemos leído acerca que algunos aeropuertos internacionales como el de París. Tienen servicio de paseo de mascotas para las escalas largas. Pero esto todavía no lo hemos probado nunca.

A lo largo de los diferentes aeropuertos en los que hemos echo escalas con Kan, podemos decir que el Aeropuerto Internacional de Frankfurt es en el que observamos que el perro viene más manipulado. Le han metido algún bebedero extra en más de una ocasión, le han puesto toallas absorventes nuevas, incluso en una ocasión nos han puesto una pegatina que especificaba que se había mostrado nervioso.

Recogida del animal

Este momento a mi se me hace eterno! 🙁 aunque no suelen tardar más de media hora entre que dejan el equipaje y te dan el perro a mi se me hace eterno. Normalmente te lo entregan en la zona de oversized luggage o bien lo sacan por la cinta transportadora de las maletas, depende de la estructura del aeropuerto.

Nada más llegar yo le doy agua porque viene súper deshidratado siempre, y como ya está contento se pone a comer todas las chuches que tenía repartidas por la jaula.

 

Deseo que estas aclaraciones acerca de la rutina de El momento de embarcar con perro grande, os sean útiles y tranquilizadoras a la hora de proceder a un viaje en avion.

Boa viaxe amigos 😉

Deja un comentario